Design Thinking es una metodología para dar solución a problemas a partir de la generación ideas con un enfoque creativo e innovador. La característica principal de esta metodología es la conformación de equipos multidisciplinares, los cuales logran, a través del trabajo colaborativo encontrar la mejor solución a un problema específico, o hacer más sencilla la experiencia de las personas al relacionarse con productos, procesos o servicios

Su nombre proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. En español significa: “pensamiento de diseño” o pensar como lo haría un diseñador. Los cinco pasos que propone el Design Thinking son: empatía (comprender), definir, idear, prototipar y evaluar (probar).

Entre las empresas que han implementado la estrategia Design Thinking y logrado comprobar que sí funciona se destacan:

  • BBVA (banco) logró innovar los sistemas de autoservicio y de cajeros automáticos de la red global del BBVA. Todo partiendo del análisis de las necesidades de los clientes, para así construir un sistema que integrara las transacciones bancarias más comunes en un modelo flexible, sencillo e intuitivo.
  • Virgin Mobile (compañía de telefonía celular) por medio del pensamiento de diseño comprendió que los usuarios querían ser entendidos, apreciados, tratados con honestidad y tener control sobre el servicio. Luego, construyó una experiencia desde sus clientes para sus tiendas.
  • eBay (plataforma web) utilizando la técnica de observación empática, consiguió integrar historias de sus usuarios a su plataforma y dar a sus empleados un entendimiento más profundo de cómo las personas usaban el sitio.
  • Eli Lilly (compañía farmacéutica) creó una opción de inyección de insulina más simple de suministrar durante el día, de una manera portable y discreta; mejorando el método tradicional y la experiencia del paciente, sin recordarle que está enfermo.

Cabe aclarar que el pensamiento de diseño no aplica solamente para modelos de negocio, es útil en cualquier tipo de escenario laboral: ingeniería, marketing, manufactura, creación de productos, proyectos, etc.

El éxito del Design Thinking está en el trabajo en equipo, las ideas que allí surgen son las que posiblemente definirán el futuro de las empresas e introducirán cambios en la sociedad.

¿Qué esperas para aplicar esta metodología en tu negocio o empresa?

Conoce cómo implementar, paso a paso, Design Thinking (http://stanford.io/1L6rcYl)