Debido a la falta de tiempo, y a las largas distancias que hay en las principales ciudades del país, un grupo de bogotanos decidió crear por primera vez en Latinoamérica una plataforma para dar solución a estos inconvenientes.

Kiwi es un emprendimiento digital colombiano que cambia la forma en que se piden productos a domicilio. La idea consiste en que cualquier usuario puede solicitar lo que desee, siempre y cuando sea legal, a través de WhatsApp o la aplicación móvil.

Gracias al auge de la aplicación, durante los primeros cuatro meses generó ingresos superiores a los 200 millones de pesos, convirtiéndola en una de las herramientas más utilizadas en Cundinamarca y creando una red de aproximadamente 1.000 domiciliarios para la distribución de los productos.

Este tipo de plataforma se puede clasificar como una innovación de mercado, ya que se presentan nuevos métodos de comercialización y nuevas técnicas de entrega de bienes preexistentes con cambios en el sistema tradicional.

¿Qué tan efectivo es el servicio?

La efectividad depende de qué tan rara sea la petición de la persona, “nos han pedido cosas como huevos, leches, zapatos y ropa, pero de ahí en adelante nos hemos encontrado con peticiones loquísimas, como que consiguiéramos un disco original de Bono autografiado o que le buscáramos el amor de la vida a una chica”, asegura el cofundador de Kiwi, Felipe Chávez.

El tiempo de entrega depende de donde se encuentre el comprador, es decir, pueden tardar minutos u horas según lo que el cliente necesite. Por ahora el servicio opera en Bogotá y Ciudad de México, aunque también pueden llevar el domicilio a otras ciudades, pero con un costo mucho mayor.

Kiwi tiene horarios de atención de 9 de la mañana a 9 de la noche y próximamente ampliarán su horario las 24 horas del día y su público principal son los estudiantes universitarios, a quienes se les hace un 50 % de descuento si se les lleva el pedido a alguna institución académica.

Gracias a esta tecnología, cada vez se pueden crear nuevas formas de innovación para los diferentes estilos de vida. ¡Si te propones a innovar, podrás hacerlo!